Si quieres quemar grasa más rápido….

Los estudios demuestran que prácticamente cualquier régimen de adelgazamiento puede funcionar, siempre que lo cumplas.

Una dieta no funcionará a menos que cumpla dos condiciones aparentemente contradictorias: tiene que ser diferente de lo que estás haciendo ahora, lo cual significa que debe restringir la ingesta de lo que ahora comes en exceso.

Por otro lado, tiene que ser algo a lo que puedas adaptarte de cara al futuro, lo que quiere decir que tiene que basarse en alimentos que te gusten y a los que tengas fácil acceso. Por eso la conducta es la clave del éxito.

3 acciones clave, que te ayudarán a ganar auto-control en tu dieta.

• Prepárate y come la mayoría de tus comidas en casa, añadiendo un mínimo de sal y de azúcar.
• La carne y el pescado a la plancha o al horno; los huevos, como más te gusten; la verduras, crudas o al vapor.
• En el almuerzo y en la cena, llena la mitad del plato con proteínas magras (pechuga de pollo, solomillo, huevos revueltos) y la mitad con verduras ricas en fibra. La proteína y la fibra te llenarán más rápido y te dejarán saciado durante más tiempo.

 Para quemar grasa corporal: Comer más

¿Comer más te puede ayudar a quemar grasa corporal? Es cierto, pero no es como parece. Más bien, es comer más a menudo. Estamos acostumbrados a comer porciones grandes tres veces al día y esto no es suficiente para acelerar tu metabolismo.

En vez de comer 3 veces al día (desayuno,  almuerzo y cena), te recomendamos comer porciones más pequeños de 5 a 6 veces al día. De esta forma podrás hacer que tu cuerpo digiera mejor y tu metabolismo puedes quemar grasa corporal más fácilmente.

Beneficios: Comer una comida pequeña cada pocas horas mantiene tu cuerpo en un estado metabólicamente activo por más tiempo y permite a tu cuerpo utiliza los nutrientes de una mejor manera en lugar de almacenarlos como grasa.

Quemar grasa corporal: No olvides la proteína

La proteína es una parte importante de cualquier dieta para quemar grasa corporal, así que debes buscar buenas fuentes, tal como pollo, cerdo y pavo. Es importante cocinar sin grasa. Los frutos secos y las legumbres como maní, almendras y frijoles también son fuentes de proteína saludable buena. También puedes aprovechar la proteína en polvo y barras de nutrición.

Beneficios: Las fuentes de proteína son maneras rápidas y convenientes para cumplir con un requisito que tu cuerpo necesita aún más al quemar grasa corporal. La proteína es muy necesaria para el desarrollo del cuerpo y tonificar los músculos y comer la cantidad suficiente te ayudará a lograr una buena nutrición.

Haz trampa honestamente

Todos merecemos recompensar nuestro esfuerzo y el trabajo que hacemos. De lo contrario, ¿cuál es el punto? Aprovecha varias oportunidades para olvidarte de la dieta y darte un buen gusto.

Esto no significa que vas a comer un litro de helado todos los días como recompensa. Más bien, significa que puedes establecer uno o dos días a la semana son los días de “trampa”, durante los cuales puedes saborear un pequeño postre para la cena o regalarte algo “malo para la salud” durante la tarde.

Beneficios: te recomendamos mantener un postre o algo que te guste como recompensa por tu buen esfuerzo. Recuerda que debe seguir un horario y ajustarte a él. Programa un día fijo para tener un mejor control y mantenerte motivado, así te sentirás recompensado por tener una buena nutrición.

Bebe mucha agua

El agua es esencial para la función adecuada del cuerpo, lo que significa que tu metabolismo la aprovecha hasta aún si tiene de sobra. Así que si quieres perder grasa corporal, debes estar hidratado lo más posible.

Beneficios: los beneficios de tomar mucha agua son demasiados. Tomar agua no solo te ayuda a perder grasa corporal sino que también te permite disfrutar el ejercicio o entrenamiento al estar mejor hidratado. ¿No te gusta el agua? Entonces te invitamos a probar el té verde.

Cuida lo que comes

¿Tienes la costumbre de mirar la etiqueta nutricional de los alimentos que comes y hacer un recuento de las proteínas, carbohidratos y calorías que has comido durante el día? La mayoría de las personas no lo hacen, pero si abres los ojos y realmente investigas lo que está comiendo, será más fácil identificar y cortar las comidas malas en tu dieta. Esto te ayudará a perder grasa corporal mucho más rápido.

Beneficios: no solamente librarás a tu cuerpo de todos los ingredientes extraños que vienen con las comidas que no son saludables, sino que también te convertirás en un comprador de alimentos inteligentes capaz de tomar buenas decisiones. Además, podrás alimentarte a ti mismo y a tu familia con la mejor nutrición posible.

 

PRACTICA EL EJERCICIO INTERVÁLICO:

El ejercicio interválico obliga al cuerpo a pasar rápidamente de los hidratos de carbono a la grasa y viceversa, al tiempo que acelera el metabolismo durante horas.

He aquí tres modos de activar la combustión:

• Intervalos de tiempo. Puedes correr duro 20 segundos y luego recuperar 40 segundos. El máximo, en cualquier caso, debería ser de 15 a 20 minutos.

• Intervalos de volumen. Fíjate un número de repeticiones si haces levantamientos o una distancia específica si corres o nadas, y luego recupera el tiempo necesario. Puedes usar este entrenamiento como rutina única –con 30-45 minutos de levantamientos o ejercicio cardio-vascular, más 5-10 minutos de calentamiento.

 Intervalos de volumen por tiempo. Puedes hacer 10 flexiones de brazos o sentadillas por minuto. Cuanto más rápido hagas las repeticiones, más tiempo tienes para recuperar. Pero con las series siguientes el ritmo se volverá más lento, lo que reducirá el tiempo de recuperación y te dejará más fatiga residual. Y eso es lo que quieres, ya que la fatiga es lo que hace que el metabolismo se mantenga alto mucho después de salir del gimnasio.

NO ESPERES LA PERFECCIÓN

¡Relájate y disfrútalo! Un helado de vez en cuando no te matará. No te sientas culpable, no intentes correr un maratón al día siguiente para quemar esas calorías, y sobre todo no engullas ese capricho como un yonqui huido del centro de rehabilitación. Cuanto más despacio comas, más podrás saborearlo y antes te sentirás saciado. Luego cepíllate los dientes y comprométete a seguir con tu programa.

La ciencia de la recuperación metabólica es complicada, pero el camino del éxito es de lo más simple: hazlo lo mejor que puedas siempre que puedas, y échale la culpa a la sociedad por lo demás.